Tuesday, April 03, 2007

Nada como sentirse en Casa

El viernes pasado junto a otros amigos volvimos al tablón: la "U" con Huachipato, Socías acá y Salah allá, auto que estacionamos en Suarez Mujica, boleterías de Avda Grecia ubicación Andes lateral, baños indecentes igual que siempre, maní y el mismo tipo de personas de antaño esos viejos leales que uno piensa que ya estaban en los tiempos de Leonel y Campos, parejas jóvenes, padres con sus hijos y fervor: todos jugábamos. La "U" de siempre, ganando con angustia hija del rigor y con el corazón azul. La vuelta caminando con todos, auto y la salida por Carmen Covarrubias..... como siempre.
Después de un período en que fuí parte de la Directiva y había que tratar de estar compuestito, porque se estaba en numerada, cosa que no siempre logré y otro de ausencia porque no me sentía con la identificación necesaria fué como volver a casa.
Parafraseando a Lucho Alamos, al día siguiente le dije al Lulo en el café: hoy los huevos revueltos estuvieron más sabrosos y el té más aromático al desayuno.
El mundo podrá girar miles de veces y la vida dar muchas vueltas, sin embargo hay una forma de ser que inculcada o adquirida en la infancia y juventud, modelada cuando todavía uno es modelable, hace que nos sintamos cómodos, que volvamos a ser nosotros: olores, imágenes, dolores y alegrías que permiten saber ésto soy y eso no soy. Eso será volver a las raíces?
No es volver al pasado ni rechazar los cambios ni añorar el tiempo que se fue, es simplemente ocupar el espacio más propio, sentirse dueño de sus momentos saber que no tiene nada prestado y que está ocupando el lugar que la vida le asignó y no representa lo que no es ni quiere ser, no hay plata ni poder más gratos que esa íntima sensación.
Socías tiene harta responsabilidad en esto, estuve cuando debutó en el Nacional sentado a pocos metros de donde me ubiqué el viernes, tambien el 94 y el 95 aunque no como el hincha que siempre he sido, once años después la casa se me empezaba a ser reconocida.
Recuperar el alma de la "U" imperativo para los azules ¿ se podrá recuperar el alma de Chile?

2 comments:

Anonymous said...

TOÑITO.-
Volvimos al origen, donde todo comenzara,porque si te
acuerdas ,primero ese sector era galeria y despues se
instalo al lado el sector para la barra , la verdadera
barra.
Que cantidad de recuerdos, si tengo que optar , creo
que los podria con mucho esfuezo resumir en 100, y si
me exigen solo uno,este seria, la final de 1962 que se
jugo el 63, con ( como decia julito)una noche extra
una noche de estrellas para definir el titulo, ahi
iba, ALVAREZ , NAVARRO, ASTORGA , CAMPOS , LEONEL, ahi
iban los campeones.
Todos los que recibiran esta copia,ocuparon cargos en
el consejo y directiva, todos teniamos palco, casino
en el entretiempo y baños privados.
Todos aportamos algo a nuestra pasion y claro tuvimos
que dejar la pasion, como decias ,teniamos que ser
politicamente correctos, en este caso deportivamente,
pero que mierda esto se cruzo tanto que a veces hasta
deciamos junta por asamblea y secretario nacional por
secretario general, entre otras, entre nosotros eramos
camaradas.
Bueno dije que todos habian sido dirigentes , pero la
verdad es que dos no, uno mi querido amigo , JUAN
GUILLERMO MORGAN(pero estuvo en la sala del consejo)y
el otro, el querido JORGE, que ocupaba otro lugar ,
otra banca,que la tuvo prestada un largo tiempo, pero
ya la recupero porque es de el ,bueno para eso dejo
desocupada la banca de la oficina de al lado, de donde
escribo ahora esto.
Pero no tengo pena , como ya lo hice antes con otro
grande, ahora es NUESTRO LULO,
nuestro tablon , nuestra pasion y nuestra U.
zorrito, todo parece mas fresco y rico.
ANTONIO

Pipe Morales said...

Siempre hay que volver a las raíces, o mejor dicho, una raiz que no se cuida, que no se valora genera la muerte defintiva del árbol.

Cómo dejar de lado las raíces de nuestra querida "U". Como dejar de lado lo que nos entregó nuestra "alma matter", como dejar de lado ese intenso azul que a los 8 años me conquistó en el Estadio Santa Laura por allá por 1969.

Hoy, quizás por esas cosas de la vida, me siento más dentre, en el corazón de la "U". Siempre como hincha, siempre como un romántoco viajero anónimo, siempre con el corazón, la mente y el alma azul.

Ha llegado el tiempo de renacer, ha llegado el tiempo de poner los bueyes delante de la carreta de una vez por todas. Ha llegado el tiempo que la "U", sea una institución profesionalizada, con pasión, con mujeres y hombres azules de adentro, ha llegado un nuevo tiempo.

En se caluroso día de 1969, me hice azul; en ese caluroso día de 1988, con lágrimas en los ojos, me juramente votos eternos hasta no verte en la cima nuevamente mi querido azul. En ese caluroso día en el Salvador, también había lágrimas pero eran más dulces que el almíbar.

Como hija del rigor, nuestra "U", es más que un puñado de dirigentes, jugadores y personas, la "U", es más que una pasión, es el sentimiento de lo que es nuestro Chile, en realidad a "U", es Chile, ese Chile que a veces se enfrenta pero que también se reencuentra.

De a poco volvemos a nuestra esencia, de a poco los valores se muestran vigentes, de poco volvemos a ser grandes con la gente de la "U"