Wednesday, September 13, 2006

Ahora, adios Nataniel

Estamos de despedida en despedida, hoy me informé de la venta del Gimnasio Nataniel para construir ahí ....como lo supo: un edificio. Nuestra modernidad no tiene límites.
Conocí de niño el Nataniel, grandes jornadas de basketball los martes y jueves, la Unión de Bute, Sibilla, Torres, Arizmendi, los hermanos Marcos; Palestino con el flaco Pando y otros que la memoria ya no retiene, Bata con Litsnochvky, Sánchez y Cía. Venían los porteños con Sportiva Italiana, la U armó un equipo con el flaco Reusch; la UC con Juan Guillermo Thompson.
Ahí Chile fue campeón sudamericano femenino indiscutido con Ismenia Pauchard a la cabeza, Onésima Reyes, Carmen Clavería, Irene Velásquez y María Carreño, varios años consecutivos, la pelea era con las paraguayas que tenían una tremenda jugadora Edith Nunez.
Para los que se acuerden de la revista Ritmo ahí se hacían campeonatos de baby de artistas, con las graderías llenas: el Pollo Fuentes, Santis, Buddy Richards, fenomenal.
Ahí se jugó el Mundial de Hockey, Chile quinto con los hermanos Finalterry, campeón Portugal con Livramento el Pelé del hockey, segundo España. Otros tiempos.
Los campeonatos de la ANEF se jugaban ahí, lógico.
Pero de repente hace ya algunos años, se nos ocurrió que el basketball era del sur, deporte de lluvias, y se empezó a ir de Santiago. De dónde habrán sacado eso? reviso los actuales campeonatos mundiales, en hombres España, Grecia, USA y Argentina, en ese orden; en mujeres se está jugando en Brasil: están Argentina, Nigeria, Brasil, Lituania, Rusia, Australia, Canadá y Senegal entre otros. Pero en Chile es deporte de lluvia.
Nataniel era tan central como lo son el Madison o el Luna Park, agradezcamos que por el momento se salvan el Monumental y el Nacional que estuvieron a punto de convertirse en torres. Los ingleses construyeron un nuevo Wembley en los mismos terrenos, en el US Open nos enteramos que iban a destruir una de las canchas para construir otra más grande, ahí mismo. Que torpes quien les habrá enseñado economía, seguro que Fontaine no.
La federación de basketball, quiere comprar un terreno fuera de Santiago, eso me suena conocido, para hacer allí -lejos- un gran complejo y unas oficinas en el centro bueno ahora con un computador tambien se puede jugar basketball. O sea chao deporte.
Con pena, una más, decimos adiós al Nataniel o Gimnasio Sabino Aguad, sabrán hoy quien fué o es parte de la histeria colectiva por barrer con la historia?
Curioso este tiempo de nuestro país, los colegios para bien arriba, los pobres para bien abajo y el deporte bien privado. Pero eso da para otro comentario.

7 comments:

Jaime Hales said...

¿Y el Mundial de hockey? ¿Y el Mundial femenico de basquetbol? Y tantas cosas importantes. Parece, querido Antonostálgico, que se nos caen los símbolos. Tal vez sea parte del fin de una era. ¡Y tú ahora verás a tu equipo en tercera! Es demasiado...

juglar said...

Toño:
Las cosas no mueren porque el Mercado sea cruel (como dijo don Pato)o porque existan malvados depredadores. Las cosas mueren porque la sociedad no les da el valor. Tu pusiste dos ejemplos: el Luna Park y el Madison Square Garden ambos han sobrevivido porque son un lugar de encuentro de la sociedad y de los turistas.
Mira el caso de la Radio Beethoven. Se muere por no contar con los auspiciadores suficientes y no tiene los auspiciadores porque no tiene auditores, sin embargo, todos salieron a defenderla ¿Cuantos de los defensores estarían dispuestos a "suscribirse" a la radio con un aporte mensual?. Probablemente muchos menos que los que alegaron.

Si el mercado es cruel es porque cada uno de los agentes económicos algo de crueldad tenemos. Y mantener lo que nadie quiere es "mala asignación de recursos", nos guste o no.

Un abrazo

Lucho

Anonymous said...

¿ Estas contra el progreso?

Si tu y otros mas, consideran que es un Patrimonio de Ciudad, que vale la pena defender; algo podemos hacer?



Jorge Cisternas Z.

Anonymous said...

Querido Toño,

Personalmente no creo que el tema sea ni la economía, ni el progreso, ni el
Estadio Nataniel ni cualquier otro edificio con historia. El tema es la
historia y como la sociedad en que vivimos cambia, dejándonos con la
nostalgia de un pasado que percibimos como mejor, porque era mejor en mucho
aspectos y además es y siempre será nuestro pasado.

Toño nos muestra su rasgo conservador extrañando no el edificio, sino los
eventos deportivos que tenían lugar en éste. El básquetbol y sus héroes y
heroínas, que abandonaron el Nataniel mucho antes que este tuviera otros
destinos. Habría que agregar a lo de Toño que Colo Colo también tenía
grandes equipos de baloncesto, especialmente de damas, donde brillaba la
gran Ismenia Pauchard, hoy trágicamente fallecida. Yo también los extraño,
como extraño la revista Estadio que los jueves después de los partidos
memorables permitía revivirlos con sus fotos y comentarios.

También extraño el atletismo en el Nacional, con competencias Sudamericanas
de adultos o juveniles, que se hacían de noche en los días de semana y
concluían el fin de semana con un casi lleno del estadio. Hoy nadie sabe
cuándo y dónde se hacen, si se hacen.

También extraño los domingos de fútbol con solcito y sin barras bravas.
Cuando se iba después de almuerzo con un chalequito en la cintura porque era
reunión doble y después refrescaba. Cuando se podía ir a la barra de Colo
Colo, Toño a la de la U por cierto, sin temores. Yo lo hice a la del Colo
de cabro chico, desde los 6 o 7 años, en adelante. Después también en la
universidad, cuando faltaba plata a la galucha, en el Nacional o en Santa
Laura, incluso llevando a la pololita. ¿Hoy que estudiante universitario
con chalequito a la cintura y en su sano juicio llevaría a su polola a ese
antro de malandras?

Esos son lamentablemente tiempos idos y mucho siento que nuestros hijos no
puedan vivirlos. Pero no creo que sea problema de construcciones, es
problema de orden público que incrementa notablemente el costo de
organización de espectáculos y ahuyenta a la demanda.

La demanda potencial existe, hoy como ayer hay cabros entusiastas que gustan
del deporte, y algunos viejitos que todavía les gusta. Pero los matones,
los irresponsables que se sirven de ellos y el desorden resultante la mata.


Feliz 18
glv

Anonymous said...

El Nataniel es otra de las ya incontables pérdidas del deporte nacional pero quiero agregar otros aspectos que son relevantes. El básquetbol es efectivamente un deporte que se juega mayoritariamente en el sur porque existe la infraestructura y en ciudades más pequeñas son realizables espectáculos deportivos con el apoyo del público pero también es porque en la Federación no existen las habilidades ni visión necesarias para proyectar un deporte-espectáculo que es furor en el mundo.

La directiva actual encabezada por un señor Herera lleva 10 años a cargo de la Federación y en estos tiempos se ha caracterizado por dos cosas. La primera, que el desarrollo del deporte se ha estancado y los resultados son cada vez peores, es cosa de ver los resultados del último Sudamericano en donde la mitad de los jugadores renunciaron cuando fueron nominados y la selección fue a pelear el penúltimo puesto. Y la segunda, la Federación sólo ha hecho noticia en estos 10 años por constantes conflictos internos con técnicos y jugadores y cuestionamientos a su manejo financiero.

Efectivamente hemos perdido uno de los pocos espacios para el deporte que aún existen en el centro pero lo más triste de todo es que va a ser imposible controlar que se va hacer con esos 1.200 millones de pesos que se recaudaron por la venta del Nataniel. No nos extrañemos si de aquí a un año no exista el espacio fuera de Santiago que tanto se anuncia y el Presidente de la Federación sea cuestionado por su falta de manejo.
g.m.

sandra guerra said...

hola...me llamo sandra guerra cortez y soy hija de Zoila Cortez Perez jugadora de colo-colo y de la seleccion Chilena de los años 70 y 80......creci con las historias de basquetbol (madensa, ferroviario, bata,y excelentes jugadoras)y de los grandes eventos del deporte que se realizaron en ese gimnacio y me da una gran pena saber que ya no exista, nisiquiera tuve la oportunidad de conocerlo. Pero las cosas son asi y lamnetablemente la sociedad es peor, lo unico que queda por hacer es llevar esas viejas historias en nuestros corazones y luchar por el deporte chileno sobre todo por el basquetbol. CON MUCHO CARIÑO RECORDANDO POR SIEMPRE.........

sandra guerra said...

hola...me llamo sandra guerra cortez y soy hija de zoila cortez perez jugadora de colo-colo y de la seleccion chilena de los años 70 y 80....creci con las historias de basquetbol y de los grandes momentos que se vivieron en esos tiempos....me gusta el deporte y me da pena saber que ya no exista este gimnacio donde se realizaron tantos eventos......... y creo que es la sociedad la culpable de que dejen en el olvido todos aquellos recuerdos,pero hay que seguir adelante llevando en el corazon esos viejos y buenos tiempos.