Thursday, October 11, 2007

Gran Jugada

La definición de Lavín seguida por Longueira de inmediato es una enorme jugada, parece que siguen siendo los únicos dirigentes de la derecha que tienen ganas reales de ser gobierno.
"Si no puedes con el adversario únete a él", creemos un ambiente nacional en el cual demos la sensación que no hay diferencias sustantivas, que da lo mismo quien gobierne, que el tema es si están los mejores y sobre todo los buena onda. A RN no le alcanzan las neuronas para cachar, lo inquietante hasta aquí es que al Gobierno y a la Concertación tampoco.
No pues Presidenta: no pise el palito, interpele a Lavín agradezca el gesto pero pregúntele a la derecha si está dispuesta a seguir manteniendo una democracia protegida con actores excluidos,
si cree que Pinochet y esos mejores robaron o el Juez Cerda es un vendido, si cree en las organizaciones de trabajadores como actores para disminuir las desigualdades, si van a aprobar el presupuesto para el 2008 o van a seguir a Novoa, si lo del salario ético en una estupidez, como dijo Matthei o un principio orientador como señalan los obispos, si van seguir permitiendo que se siga abusando con los consumidores o van aprobar normas y cambiar su ética de los negocios para impedirlo, si quieren mejorar la educación para tener trabajadores más productivos o para tener hombres más libres. No olvide que Ud. salió elegida en una competencia democrática ganándole a dos personeros de la derecha.Esa fue la voz del pueblo, no le dió lo mismo, insista en que no es lo mismo.
El bacheletismo-aliancista es un conjunto vacío (espero), ayude a los partidos indicando las diferencias, coopere con la cultura cívica relevando la importancia que tienen las visiones distintas en la construcción de una sociedad democrática, con los uniformes se ganan guerras pero no hay progreso ni desarrollo humano, en la confusión gana el más pillo o el más poderoso, nunca el débil.
Hace 50 años que la derecha no gana una elección porque se presenta como lo que es: derecha, ahora quieren unos pocos ganar y para ellos necesitan confundir, mentir descaradamente, en democracia eso se confronta y se denuncia.
A partir de mañana la DC tiene una gran oportunidad para desenmascarar a los mentirosos y ofrecer al país un camino de desarrollo para todos. La aprovechará?

3 comments:

Marcelo Ramírez said...

Estimado Toño. Me parece super interesante tu interpretación acerca de la cuña comunicacional puesta por Lavín y Longueira, aunque los crucifico menos que tú y valoro su desparpajo y capacidad estratégica. Me gusta tu análisis, pero la verdad es que creo que la solicitud explícita que le haces a los líderes concertacionistas no tiene mucho destino. Así como rescatas la opinión de los electores creo que también debes evaluar en su justa medida la escasa e inedita adhesión ciudadana al gobierno de nuestra Presidenta. Por algo será ¿no? dejando al margen las críticas a la Presidenta, ¿Crees tú que a la gente le parece bien que haya ministros del gobierno de todos los chilenos que anden proclamando su opción por quién consideran "su" panzer? ¿o que haya destacados parlamentarios que se peleen maritalmente y se reconcilien frente a las cámaras? ¿o que esos mismos parlamentarios puedan celebrar el hito comunicacional que representa su farandulería? ¿O que haya políticos, como en la DC, que encuentran todo malo si es que no son ellos, evidente, los que nos están en el poder? ¿O que haya otros que piensen que van a resolver los problemas del país y de sentido de un partido político, discutiendo si hay una o dos cámaras en el congreso, o sobre la necesidad de abrirse a otras confesiones? Mejor no sigo, porque esto da para otro artículo en mi blog.

Un abrazo

mtrivelli said...

Felicitaciones Toño. Totalmente de acuerdo , pero lamentablemente fue el gobierno el que levantó a Lavín y el lo aprovechó de manera magistral
Desgraciadamente estamos pagando las concecuencias de la improvización.
Marcelo

juglar said...

Grotesco, no tengo otra palabra para definir lo hecho por Lavin y Longueira.
Un independiente puede darse el lujo de estar a veces con la Presidenta y en otras en contra, peo no dos politicos de larga trayectoria, militancia conocida y posición ante la socidad tambien conocida.
No creo que ningun concertado, por muy arrepentido que este, vote por un aliancista - bacheletista. Y menos aun un aliancista que debe ver esto casi comom una traición.

Úna nueva muestra de la influencia de la farándula en nuestra poltica

Un abrazo

Lucho