Wednesday, March 05, 2008

ASÍ PASÓ

Hace ya cuatro o cinco años años, tomé la decisión de dejar de participar activamente en la vida política y sin saber como fui llenando ese espacio convirtiéndome en un lector y un conversador casi obsesivo. No ha sido fácil, hasta ahora como Uds. lo han leído este blog está casi dedicado a comentar con alguna acidez y un poquito de ironía la actualidad política, sin embargo sólo ha sido éso porque mi principal dedicación ha estado en lo otro.
He leído a Victor Hugo, Mann, Zolá y Maugham a García Marquez, Fuentes, Vargas Llosa y Baricco, a Balzac, Lampedusa, Greene, Sontag y Mailer, tambien Houellebecq, Salinger, Kawabata y Saramago, Capote, Conrad y Mankell, a Ampuero, Cerda, Rivera Letelier, Contreras y Sepulveda. Algunas biografías e historia: Castro, Luther King De Gaulle Gengis Kan y Pizarro el conquistador, Balmaceda y los documentos oficiales de la Guerra del Pacífico maravilloso regalo de un amigo Tavelliano y que luego sería mi profesor de Cocina, Druon, la Guerra de los Treinta años y últimamente Pamuk y Perez Reverte, a la Carmen Castillo con su candoroso, frágil trágico y amoroso "Un Día de Octubre en Santiago", Laura Esquivel y su Malinche, en fin de todo para todos los gustos. Tambien la Ñ ese suplemento literario del diario Clarín de Argentina que aquí llega con tres meses de retraso y es una ¡maravilla!, amén de la revista Monsieur. chilena.
Nunca pensé que podría hacer ese giro, es más, el gran pendiente de mi vida fue no haber salido a estudiar afuera y ello tuvo que ver con una inútil preocupación por estar acá si caía Pinochet... ni él cayó ni yo salí.
Finalmente fue una sana decisión con un precio que hemos podido sobrellevar: "en la calle ya no somos mucho más que dos", más bien queda una sola. ¡Pero quienes lo son hoy día!
Este giro fue motivado por una especie de sequía motivacional, inconformismo creciente y curiosidad por saber que estaba pasando en el mundo ¿ tambien estaba planito? ¿ Se sancionaba tambien el triunfo sin retorno del neoliberalismo? ¿ en qué empezaban a creer los no resignados?
Con la ayuda de Pablo el sociólogo, y Warnke cuando iba en un horario para que lo vieramos, descubrí a Vattimo, Liotard, Hobsbawm y otros que se olvidan, Ralston con sus "Bastardos de Voltaire" y Dawnings ; tambien Tarot y algo de Sueños.
Sin encontrar grandes respuestas sí enormes diagnósticos, fuí derivando hacia la lectura, quizás porque allí se construyen mundos distintos, nuevos, anclados en el imaginario de sus autores o con miles de experiencias puestas para compartir y lecciones para aprender.
Reinventarse a los cincuenta por necesidad y una no escasa dosis de desesperación y una gran experiencia-enseñanza incorporada: escuchar a los jovenes sin pretensión alguna de entregarles recetas, solo el placer de conversar y escuchar y luego digerir.
Creo que estos últimos años sólo he ido un par de veces al Mall Arauco y al "Alto", no está ahí la familia chilena que me interesa, cada vez que voy a la Dehesa me pierdo, mas cercano está el café un rito sagrado, no conozco las playas de México ni de Centro América: nunca sentí plata mejor gastada que la del viaje con toda la familia en auto por Europa.
Quizás vale este corto recuento para lograr ser mejor entendido y ayudar a aquellos pensantes que ven en la la vuelta a sus círculos más cercanos, una posibilidad concreta de vivir más felices.



2 comments:

Pablo Lara Saintard said...

¿Quisiste decir Dawkins?...
Yo me proyecto en parte pensando en que un pedazo de ti vive conmigo esta experiencia. Mi gran ventaja es que yo no tenía que esperar que nadie cayera para irme a estudiar afuera.
Esta experiencia ha tratado de derrumbarme a cada momento, pero lo que se aprende acá difícilmente hubiera podido llegar a conocer allá. El viaje en auto por Europa me abrió los ojos y me permitió soñar. Ahora sólo hago mis sueños realidad.
Te quiero y te extraño mucho.
Pablo.

Anonymous said...

Me encanto el blog, disfrute mucho leerlo. Me gusta la parte de los diagnosticos, tal vez porque soy psicologa... pero cuando estuve estudiando me ensenaron algo que sonaba medio a frase armada pero que me gusto y que decia: "la respuesta es la muerte de la pregunta". Suena super obvio pero es un poco como es la psicologia, en que uno se detiene mucho tiempo pensando tratando de "comprender" y a veces no hay explicacion, o tal vez no el tipo de explicaciones a las que estamos acostumbrados pero el comprender ayuda sin matar la pregunta. Me alegro entonces de que no hayas encontrado muchas respuestas para que sigas siempre lleno de preguntas y mas preguntas y mas conversaciones, diagnosticos, lectura, tarot y deliciosas sobremesas.

Maca S.