Monday, April 10, 2006

Será Posible?

Acepto el desafío de Guillermo de comentar el artículo de V. Maldonado sobre la DC y espero poder compartir opiniones porque creo que nos hace falta, y ojalá llegar a algunos consensos que nos hace mucho mas falta aún. Victor es un tipo serio, estudioso y propositivo normalmente leo sus artículos.
Lo primero que habría que decir es que efectivamente ganar el procedimiento implica en la práctica ganar la elección, pero además y aunque el artículo no lo señale en forma explicita, ambos procedimientos eran absolutamente democráticos, cada uno votó en definitiva por el procedimiento que era más favorable para su candidato, la historia reciente demuestra que los que esta vez votaron de una forma en otras cercanas decidieron hacerlo de la otra. Y no se necesita mucha sabiduría para saber que en el futuro volverá a pasar. Desacralizado el procedimiento -insisto ambos democráticos- me queda la sensación, una vez más, de haber tenido una discusión en que la verdad nunca se puso arriba de la mesa: mi opción es ésta porque tengo más posibilidades de ganar y punto.De esto surge un primer desafío ¡podrá la DC convenir un sistema permanente, no sujeto a las conveniencias grupales del momento para elegir sus dirigentes o representantes.! Para mí no es menor porque es parte de las desconfianzas tan profundas que tenemos entre nosotros.
Si el estilo de liderazgo será distinto, a mi juicio está por verse, seamos claros la amplia convocatoria y el cambio generacional-discutible- choca decididamente con la presencia de los mismos de siempre a cargo de todo, lamentablemente para los más viejitos no encontramos sorpresas, el peso de la prueba está en S. Alvear y su equipo, pero hasta aquí poquísima novedad, espero que Victor no se equivoque por ser éste otro enorme desafío para la DC, terminar con el reemplazo de una maquinaria por otra maquinaria. Victor: no basta con ser invitado a reuniones, se requiere depositar confianzas y responsabilidades en quienes han estado en posiciones distintas y eso no se ve...hasta aquí.
Respecto a las "interrogantes del partido", poco más que decir, sólo que la actual composición del gobierno, una vez más juega en contra de la amplia convocatoria, con honrosísimas excepciones-casi inexistentes- y más que en cualquier otro gobierno de la Concertación, el reparto fue para los amigos de las tendencias en disputa, hermosa ocasión perdida para hacer más verídico el discurso. Y creo que además salimos muy trasquilados, pero eso es para otro blog.
Donde está la fuerza de la DC? Victor lo dice en una frase: en no seguir queriendo hacer con medio partido, lo que a estas alturas ya es necesario hacerlo con Partido y medio.
A riesgo de parecer soberbio, no a la convocatoria para llenar galerías, sin temor elegir a los mejores esten internamente donde esten o hayan estado con quien hayan estado. ¿Alguien tiene otra fórmula, dejando de lado la opción del quiebre interno?
Sólo así se podrá soñar con la Presidencia de República el 2010.

5 comments:

Mario said...

1. Honestamente me preocupan poco los mecanismos. Siempre habrá alguien que, por razones conocidas o por conocerse, tiene más cartas para el juego de póquer. Cada los estilo de liderazgo es bueno y malo, depende de la circunstancia en que es utilizado. Todas las estructuras tienen defectos, pero algunas sirven más en determinadas situaciones. Lo que quiero decir es que el ¿Cómo? es irrelevante si no nos ponemos de acuerdo primero en el ¿QUÉ?. Y sobre eso quiero hablar.
2. La macro está muy bien, pero son pocos lo que pueden estar satisfechos con:
a. el ritmo del chorreo a los más necesitados y marginados y la proletarización de la clase media.
b. el alto costo y pésima calidad de la salud y la educación
c. la concentración económica, que no ocurre en otros países que aplican la fórmula neoliberal. Algún grado de concentración económica ayuda al desarrollo. Porque crea polos de inversión e investigación que no es posible acumular cuando están atomizados los jugadores de un determinado mercado; sin embargo el límite es cuando esa concentración genera tantas inequidades que pone en peligro la estabilidad de todo el sistema, incluyendo el económico. (i.e. Son vergonzosas e inmorales las reglas del juego que la mayoría de las grandes empresas les han ido imponiendo a sus proveedores pequeños, a vista y paciencia de 3 gobiernos de la concertación )
d. La calidad de la educación pública. No conozco un país con un deterioro relativo tan significativo de la educación pública. Mi mujer y yo somos egresados de una educación 100% pública, escuelas , liceos y universidades, lo mismo que a varios de mis compañeros hoy en día profesionales. Esa educación me permitió seguir estudiando en el extranjero una maestría y avanzar en un PhD, y a mi Sra. ocupar cargos ejecutivos importantes una vez terminada la universidad. Ese es un sueño inalcanzable para la casi totalidad de los estudiantes de las escuelas y liceos públicos de hoy día. Debemos ser de los pocos países donde la calidad relativa de la educación pública haya decaído de esa manera.
e. y la lista podría ser interminable...
3. En alguna parte se nos olvidó que, aunque es fabuloso tener controlada la inflación, esta es sólo un medio.
4. En alguna parte empezamos a privilegiar el crecimiento económico por sobre el desarrollo económico, humano, social y ambiental. Incluso en los últimos años hemos convertido el superávit estructural en parte de la ortodoxia. En que momento se nos olvidó que son simples instrumentos para ciertas metas que deben estar subordinados al objetivo país. ¿O en realidad me perdí de algo y ahora son el fin y todo el resto son los medios?
5. Al parecer por nuestras frustraciones al no alcanzar acuerdos, nos hemos conformado con disectar el país en compartimentos estancos y cada ministro y jefe de servicio se siente dueño de su territorio y lo administra, lo mejor que puede, pero muchas veces a expensas del resultado sistémico. Autopistas fabulosas que hacen colapsar las calles aledañas, control de la natalidad ausente de principios morales, soluciones a la pobreza con cargo a la dignidad del pobre, aumentos en la productividad en medio de mayores tasas de stress, divorcios y suicidios, etc. . La arrogancia y la comparta mentalización llega a tanto que un cierto ministro de hacienda incluso le llamó la atención públicamente a un colega ministro por osar sugerir formas de financiamiento para las propuestas que estaba haciendo. En otras palabras, dígame cuanto quiere gastar y yo le digo después cuanto puede gastar. Es decir las prioridades del país las fija el que administra la chequera.
6. A mi modesto entender de empresario y administrador de empresas hemos llegado a un punto donde se hace absurdo seguir pidiéndole votos a la ciudadanía si no nos atrevemos a discutir como partido el país al que queremos llegar, el proyecto por el que nos queremos jugar; cuando no hay claridad en los objetivos ninguno de los instrumentos sirve suficientemente para lograrlos.
7. Al no haber claridad acerca del país que queremos, las prioridades se ve obligado a ponerlas, normalmente aconsejado por la coyuntura, el gobierno de turno; y en cada repartición el Ministro o jefe de servicio de turno. Unos con más éxito que otros, pero seguimos mintiéndonos ya que, a pesar de cualquier cosa que digamos, seguimos sin saber cual es el “rostro” del país hacia donde vamos. Sabemos que hay algunos preclaros ciudadanos de sibilina tradición y capacidad comunicacional que sí creen estar llevándonos con éxito hacia algún lugar, pero me temo que ninguno de ellos está en la Concertación. En esas condiciones, como a Dorothy en el Mago de Oz, los caminos pueden ser buenos y cortos, pero ninguno nos sirve para “arrivar”.
8. En una empresa el gerente le propone al Directorio un plan estratégico con objetivos y resultados claros para un periodo determinado, al final del periodo es fácil medirlo. Pero en el mundo político las cosas se hacen de manera diferente. Salvo algunas metas, lo bastante ambiguas para que unos puedan decir que se cumplieron y otros no, los gerentes del sector público al final de su gestión siempre demuestran lo mucho que avanzaron las instituciones bajo su mando, pero rara vez logran comparar sus resultados con sus promesas cuando inician su gestión.
9. Atrevámonos a discutir sobre visión y objetivos y en el proceso saldrán:
a. nuevos liderazgos. Creo que es muy difícil construir liderazgos NO-Mediáticos, si seguimos enredados en las ramas de los mecanismos y las fracciones ganadoras y perdedoras de la próxima elección.
b. Restañamiento de viejas heridas. Creo que nadie es lo suficientemente ingenuo para no entender que las últimas derrotas electorales de la DC se han debido, en buena parte, a las enquistadas odiosidades internas. Fueron muy pocos los chascones y colorines que estuvieron dispuestos a abrirle paso a la esposa del Gute., (¡que falta de respeto¡). Aunque era sin lugar a dudas la mejor carta de la DC y la concertación. Pero muchos vieron como problema principal el que el Gute repartiera nuevamente. Al parecer al final quién repartió la baraja dejó fuera a moros y cristianos. ¡Que algunos diputados se perdieron porque Frei no hizo campaña porque estaba asegurado¡; ¡ que Mulet y Zaldivar solo usaron la presidencia del partido para que sus amigos ocuparan cargos en el gobierno¡. Esas cuitas las hemos tenido y las vamos a tener siempre.. Cualquier elección, cualquiera sea el mecanismo, y los liderazgos que surjan, es irrelevante si esas son las odiosidades que permanecen debajo del discurso.
c. Nuevas formas de discutir. No puede ser que Mora diga las cosas que dice de sus camaradas para ganar votos y elecciones y nadie le diga nada. Aunque la ciudadanía, más sabia que las cúpulas políticas, lo castigue. La discusión de un proyecto país nos puede devolver una manera propositiva y fraternal de discutir.
d. Nuevas razones para “estar” en política. La verdad que si el éxito en política se mide por la cantidad de cargos que se le dan a un partido, también hay una lección. El poder de Expansiva en el actual gobierno no es gratis. Expansiva es un grupo de poder, con vocación de poder. ¿Es relevante si es partido político o no? Hay un diseño de trabajo y de poder que les dio resultados.
Mientras en Expansiva estaban haciendo seminarios y discusiones y generando nuevos especialistas sobre los principales problemas que aquejan al país y sus soluciones, los dirigentes de los partidos políticos estaban mirándose al ombligo, preparándose para las cobradas de cuentas por el no apoyo, por la mala selección de candidatos, por los fracasos electorales, etc. Si se quiere tener el poder político hay que tener-desarrollar vocación de poder nos decía hace años atrás Juan Villarzú, y creo que sigue teniendo razón.
10. Me siento orgulloso de la Concertación y nunca he estado entre los auto-flagelantes, pero me parece de mal gusto las largas listas que se hacen de los éxitos logrados. Me encantaría que al inicio de cada gobierno se hubiese hecho una lista más corta y que al final pudiésemos decir “tarea cumplida en un 75%”, y pasemos a nuevos desafíos. Siendo realistas a lo mejor eso no fue posible para los tres primeros gobiernos, y esta propuesta es muy tardía para el cuarto, ¿pero no ofreceremos nada mejor para el quinto?. ¿entendemos realmente la diferencia entre GOBERNAR un país y hacer que un país funcione bien y “mejore”?
11. ¿Porqué no es posible, al final de un proceso de discusión, decirle al país cosas simples?.... Si me da su apoyo:
a. la pobreza extrema disminuirá del XXX al YY en z tiempo
b. el desempleo bajará a xx
c. el salario mínimo subirá x veces la inflación
d. las pensiones mínimas se reajustarán x veces la inflación
e. en x años habrá educación gratuita de calidad para el x % más pobre de la población
f. mejorará la calidad del aire en Santiago en xx%
g. etc.

Aunque saco tu pregunta de contexto te respondo que yo si creo posible.....

juglar said...

Creo que es indispensable ordenar el nivel de los conceptos para no desordenar el debate
1.- Hacia que tipo de sociedad caminamos? cuanto influimos en ello? que deseamos que siga y que deseamos cambiar?
2.- Que rol juegan las coaliciones politicas (hoy Alianza y Concertación) y dentro de ellas, que rol juega cada partido.
3.- Lo mismo anterior desde la perspectiva del presente y futuro DC y los objetivos que se coloca para 1.- y 2.-
4.- Los mecanismos internos del PDC para darse la organización mas adecuada a los objetivos diseñados.

En mi humilde opinión,intentar partir por 4.- sin discutir y aclarar 1.- a 3.- no lleva ninguna parte

Antonio Lara said...

Mario te quiero hacer solo tres comentarios: uno, tipos como Chavez o Fujimori o Hitler estarían encantados con tu reflexión sobre el valor de los procedimientos; dos, a lo mejor porque no estás haciendo partido hace mucho tiempo, pero fueron muchos los chascones o colorines que apoyaron a S. Alvear, ella se cayó por otras razones; tres, no creo que pienses que los gobiernos de la Concertación no tenían metas específicas y cuantificadas y en su mayor parte cumplidas más allá del 75%, estos 16 años no han de improvisación mi querido amigo.

Anonymous said...

“En la práctica, los puntos débiles de la DC son resumidamente dos: una referida a la percepción ciudadana y la otra, a su capacidad de enfrentar desafíos políticos de magnitud.

En cuanto a la percepción ciudadana, la dificultad de fondo consiste en que la DC no es asociada a ninguna característica positiva de un modo inequívoco y singular.

Hay partidos asociados a la modernidad, al progresismo, a la protección del medio ambiente, la defensa de los ciudadanos, los valores tradicionales, el conservadurismo valórico, la defensa del laicismo, la identificación con una clase social... en fin. En cierta medida, todos “son” algo y eso determina rechazos o adhesiones primarias.

En cambio, por los datos que disponemos, se puede decir que el PDC tiene un poco de todo y de todo un poco, pero nada que marque una identidad vigente.”

La cita anterior, tomada del comentario de V. Maldonado, es el que motivó la incitación a comentar, y tiene que ver con el diagnótico sencillo y profundo que nos dice que la DC no esta asociada a característica alguna de modo singular. Y no es sólo un tema comunicacional, - de por si importante- sino que refleja la necesidad de una VISION y MISION mas claras y conocidas por todos (me aprovecho de la planificación estratégica), que se aterrize en objetivos y metas especificos, asociados a la coyuntura y problemas que nuestra comunidad – país-, coloca como prioritarios de resolver.

Recordando tiempos pasados, y a riesgo de parecer “out”, creo que en nuestra época nos motivó ser DC, la opción de la solidaridad, el estar con los necesitados , generar cambios sin violencia como metodo de lucha…. Una versión mas sintética podría resumirse en usar el AMOR como eje de la acción política. Si mi visión histórica es compartida ¿ como podremos reverdecer esas utopías y reencantarnos a nosotros y a nuestra comunidad?, por ahi va parte de los problemas… el ejercicio del poder y las luchas intestinas por el , solo muestran lo alejado que se está hoy del eje DC que conocimos, y eso pasa la cuenta.

Anonymous said...

se me quedo fuera la PD : Pa´los amigos sigo siendo Juano.
Gracias por el foro.